sábado, 4 de mayo de 2013

Secundino Delgado, 101 aniversario de su fallecimiento.


 
      
         Como muchos ya sabrán este sábado 4 de mayo se conmemora el 101 aniversario del fallecimiento de SECUNDINO DELGADO RODRÍGUEZ, con este motivo varias asociaciones hemos organizado 2 actos de homenaje, en orden cronológico el primero se celebrará este mismo sábado a las 12.00 horas, junto al busto realizado en su memoria en el Parque que lleva su nombre en Santa Cruz de Tenerife y estará organizado por la Asociación Socio-Cultural Secundino Delgado e Identidad Canaria, el otro acto se realizará este Domingo a las 12.00 horas junto al busto de Secundino Delgado situado en el Parque Urbano de San Gregorio en La Barranquera (Telde), este acto está organizado por la Asociación Secundino Centenario y el Instituto Canario de Estudios Antropológicos. 

     También quería aprovechar para plantear que una de las alegrías de estudiar hechos históricos se produce cuando ves con tus propios ojos aquello que otros se empeñan en contar que no existió, por lo estudiado o “poco estudiado” por algunos “expertos”, en Canarias de principio del siglo XX, Secundino Delgado Rodríguez era un completo desconocido, nadie se enteró de su fallecimiento, era un vividor y nadie entendía lo que escribía. Sinceramente, con el mucho o poco respeto que merecen estos comentarios, no se ajustan en absoluto a la realidad.
     Para empezar, el plantear que Secundino a principios del Siglo XX era un desconocido, es fruto directo del “desconocimiento”, Secundino firmó con su propio nombre numerosos artículos en la prensa canaria de su época, asistió a bastante asambleas de la Asociación Obrera de Canaria en las que obtuvo un importante protagonismo por sus discursos, bastante aplaudidos, a favor de la mejora de las condiciones de trabajo, en este sentido destaco un artículo aparecido en las páginas de “El Obrero” órgano de expresión de la mencionada asociación obrera:

       Alegrías y penas es un artículo que leerán con gusto los obreros, porque los obreros no olvidan a Secundino Delgado, le recuerdan constantemente, le quieren, y allá, en su prisión, el idealista convencido y batallador valiente puede sentirse menos solo, menos aislado, menos triste, con la seguridad de que somos sus amigos, mejor dicho, sus hermanos.
      Si la miserable trama que urdieron hombres sin nociones de honradez, pudo llevar a los sótanos de infecta cárcel al que todo es corazón, bondad y altruismo; y si aún después, pudo la maledicencia y la ruindad de algunos sombrear el recuerdo de Secundino entre cierta clase de gentes inconsecuentes y olvidadizas, a la clase obrera, poco le ha importado todo, pues ni aquellos ni estas pudieron influir en su ánimo. Porque Secundino en nuestro hermano”

       De las muchas notas y artículos aparecidos en la prensa con motivo del fallecimiento de Secundino quiero resaltar un artículo publicado 3 días después de su fallecimiento, firmado por Melitón Gutierrez Castro, periodista canario de los que se callaba muy poco aunque le costará un procesamiento, en él se asombraba de haber visto en el entierro a ciertos personajes, acompañando el cuerpo muerto de Secundino, cuando “cobardemente” no lo habían querido acompañar en vida, según él seguramente lo habían acompañado para asegurarse de que “no volvería a hacer sonar su clarín de guerra”. En este apartado quiero recordar como muestra de la repercusión que tuvo su fallecimiento, que en la sesión de 8 de mayo de 1912, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife acuerda que “...se haga constar en acta el sentimiento de esta Corporación por el fallecimiento de D. Secundino Delgado,”
      En cuanto a la acusación de vividor lo único que puedo hacer al respecto es aconsejar que la mejor forma conocida para acabar con la ignorancia es la lectura, por eso les recomiendo a los que plantean estas afirmaciones, que lean el libro autobiográfico “Vacaguaré...
    Para terminar me gustaría exponer que cuando muchos compatriotas leemos textos escritos por Secundino, nos parece francamente irrelevante si es prosa o poesía, si son endecasílabos o heptasílabos o si la rima es asonante o consonante, sólo valoramos positivamente que hace más de 100 años alguien diera su vida por el futuro de este país, simplemente elogiamos que en nuestra historia hayan existido verdaderos héroes que mantuvieron totalmente vivo el grito libertario de este pueblo.

                                                                          VIVA CANARIAS LIBRE.
          
                 Jorge Pulido Santana, Archipiélago Canario a 4 de mayo de 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario