martes, 16 de febrero de 2010

Secundino Delgado. "Desde América"


Por: Jorge Pulido Santana

Hace justamente 101 años, los días 16 y 18 de febrero de 1909, publica Secundino Delgado dos artículos denominados “Desde América”, estaban firmadas desde la Republica Argentina. Estos 2 textos son publicados en el diario “El Tiempo”, este diario dio inició a su publicación en julio de 1903 con la cabecera “Diario de asuntos generales e información, defensor de los intereses del país”, en los ejemplares de 1909, también aparece como cabecera “Es el periódico de mayor circulación de Tenerife”. En el primero de sus artículos, el publicado con fecha 16 de febrero, Secundino describe su visita a Uruguay, primero sus ansias de visitarla y su primera impresión de Montevideo “Ya habituado á la Capital inmensa de Argentina, cuyas calles no dominaban mis pies, Montevideo me pareció un juguete, no obstante sus 215.061 habitantes.” Y le dedica bellas palabras “Bajo el punto de vista natural es bello con sus calles quebradas y en cuentas, sin asfaltar, pero bien adoquinadas de granito brillante,...., están sombreadas pos largas hileras de álamos frondosos, cubriendo amorosamente al viandante de los abrasadores rayos del sol...”. Tras su visita a Montevideo, Secundino describe su visita a la ciudad de Canelones, según Secundino Delgado era un pueblo de muchos canarios, que aunque de nuestra raza, se habían integrado perfectamente en la vida de la ciudad. Para Secundino este pueblo era el más político de toda la Republica del Uruguay, no importando de donde fueras te veías involucrado en ella, de hecho cuenta la anécdota que incluso él sin ninguna intención de hablar ni discutir de política, pero llevaba una corbata roja y le preguntaron por el su color preferido, contestando Secundino “que el color rojo era mi color preferido” y como su interlocutor era del partido colorado, cuenta Secundino “Desde entonces fui agasajado.... Cuatro días viví en Canelones y no me faltaron fiestas y alegrías.”
En el segundo documento, Secundino su regreso a Buenos Aires, antes describe la tensa situación vivida entre Brasil, Argentina y Uruguay, por el Estado de Tanajo. La descripción de la llegada a Buenos Aires es de una belleza enorme, personalmente me recuerda en sus expresiones a la descripción de Arafo al principio del libro Vacaguaré.
“Serían las seis de la tarde. El sol caía despacio. Parece que trataba de echarse a descansar en el amplío río y éste, excitado, lujuriante por el cálido influjo de sus brazos, movíase voluptuoso y murmuraba algo, como una sonata de amor ... Aquí me confieso romántico. En este segundo sentí la dicha. Fue algo que inundó mi pecho, paró mi respiración....me recosté en un éxtasis momentáneo y ahogué un grito de felicidad suprema...”
Esto documento tiene en la actualidad un gran valor añadido ya que es el último texto, cronológicamente hablando que conocemos de Secundino Delgado.
Tras su estancia en Buenos Aires, regresa a Canarias debido a la enfermedad de su hijo, que fallece en Septiembre de 1910.


Jorge Pulido Santana
Asociación Secundino Centenario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario